Ermita de Nuestra Señora de la Soledad

Ermita de Nuestra Señora de la Soledad

Camino de la Soledad, 3 28180 - Torrelaguna

La visita a Torrelaguna merece un pequeño paseo hasta su ermita mayor. Desde el convento de las Carmelitas de la Caridad, siguiendo hacia el este por la calle de la Cava, llegamos a una rotonda en la que tomamos el camino de la Soledad; tras 300 metros de recorrido, habremos llegado a nuestro destino.

Hasta finales del siglo XV se conocía como el humilladero de la Vera Cruz. El edificio actual, en estilo barroco de planta de cruz latina con nave única de mampostería de piedra y ladrillo, fue levantado en diferentes fases a partir del siglo XVI. Fue entonces que se construyó el resto del crucero, abierto con bóveda de arista y tribuna sobre arco rebajado de sillares; la nave cubierta con bóveda de cañón; el presbiterio y la pila bautismal. Finalmente, fue en el siglo XVIII cuando se realizó el camarín de la Virgen, situado detrás del presbiterio decorado con una bóveda pintada. En él se guardan también los diferentes santos del municipio que sacan en procesión los lugareños como el Cristo Yaciente, una joya del siglo XVI.

El acceso se realiza a través de dos vanos formados por un arco de piedra de medio punto rematado por un frontón de ladrillo y mampostería en cajas coronado por una espadaña de sillería.

El viajero puede visitar también otras ermitas de la localidad como son la de San Sebastián, del siglo XIV; la de San Miguel Arcángel y de Nuestra Señora de la Buena Dicha, construida en 1614; o, la de Santa María de la Cabeza, conocida como ermita de Nuestra Señora de la Piedad. Ésta es el santuario mariano más antiguo de Madrid, ya que tiene su origen en la época preislámica. De ella sólo se conservan sus ruinas y la casa del ermitaño del antiguo barrio visigodo de Caraquíz, a las afueras de Torrelaguna.


Camino de la Soledad, 3 28180 - Torrelaguna

Cyclemadrid. Disfruta del cicloturismo en la comunidad de Madrid.

Diseña tu ruta